MENSAJE DEL GRAN MAESTRO

Ser masón es para mí, a la vez que un gran honor, una responsabilidad conmigo mismo, así como con mis QQ:. HH:. y en general con todos con quienes me asocio. En mi nueva asignación masónica que durará 2 años, esta responsabilidad se incrementa pues siempre he creído que cada asignación en la masonería es una oportunidad de servir a mis hermanos.

En este momento quiero rogaros que juntos pongamos en práctica las siguientes recomendaciones para asegurarnos de que la masonería guatemalteca mantiene su esencia, su mística y su propósito.

En vista de que la masonería es un hermoso sistema de desarrollo personal reforzado por medio de símbolos y velado en la alegoría, es indispensable que todos observemos estrictamente la ortodoxia masónica. Si no nos mantenemos apegados a esta ortodoxia, no hay posibilidad de que pulamos bien nuestra piedra bruta. Sólo en la exacta observación del ritual encontraremos las herramientas para nuestro crecimiento personal.

En la misma línea de pensamiento, os pido que observemos la ley masónica: los Landmarks aprobados por la Gran Logia de Guatemala, su Constitución, Estatutos y Reglamento, así como los protocolos establecidos para realizar nuestras Tenidas, Juntas y demás actos protocolarios. Recordad que hemos prometido no hacer innovaciones al proceder masónico, porque cuando introducimos nuestras propias opiniones, inventamos nuestros propios protocolos o improvisamos espontáneamente, sólo logramos que la masonería pierda su grandeza, su formalidad y su seriedad.

Os ruego que nos dediquemos al estudio, que personalmente nos mantengamos aprendiendo a interpretar correctamente el simbolismo y la alegoría. Que usemos la información de la masonería para conocernos profundamente a nosotros mismos, así como a nuestros semejantes a fin de poder amarlos mediante el servicio filantrópico. Pido a los Dignatarios de las Logias que en vuestra Tenidas den oportunidad para que os instruyáis mutuamente con información de calidad. Que los asuntos administrativos de vuestros Talleres no sean el centro de atención de vuestras reuniones, si no el desarrollo de los QQ:. HH:.

Finalmente, recordad que todos hemos tenido y tendremos la oportunidad de estar en una posición de autoridad en la Orden y todos merecemos el debido respeto a la dignidad del puesto en tanto lo tengamos y que nadie debe creerse superior a otros en virtud de sus asignaciones masónicas. Tened presente que toda posición en la masonería es temporal y que ésta representa una gran oportunidad de servir a los demás.

En la Orden nos llamamos hermanos porque reconocemos que partimos de una misma fuente primigenia como humanidad, pero que ponemos en práctica esta fraternidad sólo cuando hacemos el bien a uno de nuestros hermanos, sin buscar beneficiarnos a nosotros mismos.

Mis QQ:. HH:. Porque os reconozco como mis hermanos vuestras intimidades están seguras conmigo; lo he jurado en ese recinto que simboliza todo lo virtuoso y digno de admiración y la sola idea de romper mis promesas me penetra el pecho como un acero afilado. Porque os acepto como mis hermanos me siento unido a vosotros con el vínculo sagrado y noble que me lleva a seros útil y daros mi socorro en cualquier circunstancia. Porque sé que sois mis hermanos me fundo con vosotros en este abrazo que, a través de nuestras grandes diferencias, nos vuelve uno por complemento.

¡Siempre fiel mi hermano! ¡Porque eso es tan preciado como la vida!

Q:. H:. SAÚL MORALES  

NOTICIAS